Kickbush :: Intermediación inmobiliaria
INTERMEDIARIOS DE MUNDOS
INTERMEDIACIÓN INMOBILIARIA

INTERMEDIARIOS DE MUNDOS

Wilson Kickbush
Escrito por Wilson Kickbush

"En primer lugar, los corredores trabajan con las emociones, historias, destinos y vivencias de sus clientes, porque detrás de cada compra o venta de bienes raíces hay una historia de por qué las personas quieren cambiar de lugar. Esto requiere, por un lado, un alto grado de responsabilidad y compromiso, por el otro, mayor cuidado y diligencia de parte del profesional Inmobiliario. De igual modo, pocos grupos profesionales pueden afirmar que han formado parte de dos mundos por un corto período de tiempo.

El término "diligencia debida" se utiliza cada vez más en relación con la intermediación inmobiliaria. Y para hacer justicia a ello, el corredor necesita no sólo un alto grado de empatía y habilidades psicológicas en ventas, sino también una sólida y amplia formación profesional.

La imagen correcta de sí mismo también forma parte de ello, y eso está cambiando en la actualidad, afortunadamente. Los corredores se ven cada vez más como socios de contactos globales, no sólo para la comercialización de apartamentos y casas, sino también como expertos con un servicio integral en todos los asuntos relacionados con el sector inmobiliario.

Cada vez son más los colegas que se desvían de la errónea idea de que bastaría con realizar publicidad, enviar informes y realizar guardias inmobiliarias.
La gama de conocimientos a la que debe recurrir un agente de bienes raíces es amplia. No sólo comienza con la captación del pedido y las cuestiones legales, sino que se extiende mucho más allá, por ejemplo, sobre el conocimiento de los materiales con los que se construyeron los inmuebles en las diferentes épocas, en función de las crecientes necesidades del tema de la salud en el hogar, hasta el marketing.

Sin una educación sólida, casi ningún corredor podrá sobrevivir en el mercado inmobiliario actual. Esto no sólo se debe a los crecientes requisitos legales o al próximo "examen de conocimientos especializados", sino sobre todo a su propia reivindicación. Al fin y al cabo, no se trata sólo de establecerse con éxito en el mercado y ser percibido como un especialista, sino también del hecho de que para la mayoría de los clientes se trata de la mayor inversión de sus vidas. Esa circunstancia, "merece" un especialista bien formado.

Sólo el compromiso total y el trabajo duro e inteligente en interés del cliente conducen al éxito duradero. Los agentes de bienes raíces tienen una función de apoyo hacia las personas que les confían todas sus ideas, planes y, no menos importante, los números financieros asociados con su propiedad.

Si el corredor es percibido como un experto responsable, aumenta enormemente la confianza del cliente. Desarrolla la sensación de que ha encontrado al socio adecuado para todos sus asuntos inmobiliarios, que se encargará de todo por él, al menos en la elaboración, en forma de propuestas adecuadas, y a través de la mediación de expertos competentes.

Una buena formación y la pasión por reunir a dos grupos de personas que inicialmente persiguen intereses diferentes de la mejor manera posible, forman la base sobre la que se asienta todo el éxito profesional en el negocio inmobiliario.

Usted puede experimentar el gran y satisfactorio sentimiento de lo que es mirar a los ojos felices de los compradores, y las caras felices de los vendedores después de una transacción exitosa. Y entonces entenderá, que una de sus mejores decisiones fue convertirse en un agente inmobiliario."
Traducido del libro de Evelyn Nicole Lefèvre-Sandt

Recibí asesoramiento
¿Tenés alguna pregunta? Consultanos
Enviar Consulta